Thursday, April 21, 2005

Soy extremadamente fiel, pero los extremos son malos (anónimo)

La infidelidad en la prehistoria, primera parte

El fenómeno de la infidelidad no es nuevo. Se remonta a más de cuatro millones de años atrás, es decir que es recontra antiguo. En esa época, como ahora, no había hombres, pero tampoco metrosexuales. Existian "homínidos", es decir primitivos seres erguidos y, muy importante para nuestro análisis, erectos, que caminaban por sabanas y bosques cazando cuando tenian hambre cuanta presa se cruzaba en su camino, fuese ésta roedor, planta, fruta o mamífero. Su conducta sexual era similar, pues satisfacían sus instintos con cuanta presa se cruzaba en su camino, fuese ésta roedor, planta, fruta o mamífero. De vez en cuando lo hacían con una bestia peluda y maloliente, que se resistía emitiendo todo tipo de gritos y primitivas palabrotas, para luego exigir la continuación del acto, pese a que el homínido ya había concluído su función. Esa bestia era denominada "hembra de la especie".

Era lógico que, ante tal comportamiento, denominado por el famoso antroposexólogo Karl Kopelmann "feminus histericus", el homínido macho continuara optando por roedores, plantas o frutas. Este es el primer indicio de infidelidad y ha evolucionado hasta nuestros días.

La naturaleza, sabia en su mecanismo de selección y adaptación de las especies, le ha indicado a la hembra la forma de atraer y, mucho más importante, conservar, al correspondiente macho y eso lo podemos observar en roedores, plantas, frutas y mamíferos. En el caso del hombre, o más precisamente de la mujer, éste mecanismo no ha dado resultados sino hasta hace unos cinco mil años. Un estudio del científico ruso Mikhail Bogarchov concluye que "curiosamente la hembra de la especie humana se ha negado a través de los milenios a adaptarse a las necesidades del macho, en especial de su macho conyugal", lo cual fundamenta concluyentemente en un video en el que se lo ve junto a una bestia peluda y maloliente: Katrina Bogarchova, su esposa.

Pero, un fenómeno espontáneo producido hace aproximadamente diez mil años modificó los patrones de comportamiento femeninos y con ello la influencia de la infidelidad. Fué la aparición de los primeros objetos punzocortantes de pedernal. Comúnmente asociados con la caza y la guerra, su invención se debe a una necesidad mucho más cercana a nuestro estudio. Luego de observar miles de objetos del mencionado tipo, la Dra Norah Kelly de la Universidad de Michigan, observó eso, es decir miles de objetos, pero agregó "¡cuántos
objetos! esto me hace acordar de algo, me hace pensar en mi set de belleza, de maquillaje... oh... ohhhh.... ¡he hecho un descubrimiento!", luego de lo cual tomó su celular y llamó por tres horas a todas sus amigas.

La Dra. Mildred Wilkinson, quien observaba la escena, aprovechó y documentó el tema, por lo que éste notable hallazgo se conoce por "teoría Wilkinson" y dice que en realidad, los elementos punzocortantes fueron inventados por las mujeres para el arduo menester de eliminar los vellos de su cuerpo, dado que ya gozaban de calefacción y protección en sus confortables cavernas, gracias al arduo menester de construir, picar piedras, mover pesados troncos, inventar el fuego y la rueda, cazar, eliminar pestes y enemigos que realizaban pacientemente los hombres, que les dejaba tiempo para pensar en sus vellos. La Dra. Wilkinson agregó innumerables y únicos detalles al descubrimiento, dado que ella misma había descubierto recientemente la existencia de la depilación.

Pero ¿qué tiene que ver todo ésto con nuestro tema? Es más ¿cuál era nuestro tema? Ah, "La Infidelidad". Es evidente que uno de las principales causas de la infidelidad es que uno simplemente se olvida de que existe. Pero veremos eso más adelante. Sigamos con el tema... ¿cuál era?

7 comments:

CamilaGM said...

Nosé la infidelidad, pero antes que nada, hoy en día hay muchas relaciones que empiezan a no funcionar, cuando comienzan a entrar en algún tipo de crisis, y actualmente las personas están tan individualistas, tan con sus rollos, sus problemas, sus estudios, trabajos, y cada vez más actividades que no le dan tiempo a nada, y lo único q se quiere es formarse más y más, que ante el mínimo problema en la pareja ambos quieren escapar a ello, y ya no hay poder de compromiso, de cooperación mutua, y apoyo para con nuestra pareja....eso veo yo..

Yyyyy la infidelidad.....uf ffff, es algo tan relativo, yo ubiese dicho "depende", pero ése "depende" es en lo que se equivoca el ser humano, no tiene q haber dependes..

yyy..cuál era el tema??

MERCE said...

LA INFIDELIDAD ES UNA ELECCION INDIVIDUAL.
OPORTUNIDADES SIEMPRE HAY. ESTA EN INO QUERER O NO QUERER ACEPTARLAS

Cogito Ergo Doleo said...

La infidelidad es algo malo, es in-fidel es decir una desleatdad, una traición a lo que de alguna manera prometimos hacer y perdurar.

Sin embargo, la infidelidad no es salir con el gato, al menos no es la peor. Creo que a lo largo de este post vamos a explorar las otras, mucho más sutiles infidelidades, las que no usan preservativo de ninguna especie.

Noten que me ponen serio pese a que este es un blog que propone tomarnos las durezas de la vida con algo de ironía y humor, porque el humor, a diferencia de la burla, es la forma inteligente de ser serios.

CamilaGM said...

Si uno es infiel, la otra parte de la pareja tuvo la culpa también....creop..

Anonymous said...

creo que no se trata de culpa, tal vez si de que los dos son mutuamente responsables .

Merce

Anonymous said...

EL SER HUMANO ,NO NACE MONOGAMO POR NATURALEZA ES LA SOCIEDAD QUE QUIERE IMPONER ESA PAUTA,DE QUERER TENER EL INSTINTO ANIMAL CASTRADO,Y LA FIDELIDAD POR SI SOLA NO EXISTE,LO QUE HACE FIEN A UNA PERSONA ES LA SEDUCCION PERMANENTE DE LA OTRA Y ASI MUTUAMENTE ,PARA ESO HAY QUE POSEER SABIDURIA Y AMOR INCONDICIONAL
Liliana

Cogito Ergo Doleo said...

Coincido con Liliana, que ya ganó varios chapeaux por sus comentarios. Sugiero que la fidelidad es netamente una decisión humana, por supuesto basada en necesidades de la misma familia. Es muchísimo mejor criar hijos en un entorno estable que en otra cosa. Por eso insisto en ver las diferentes formas de infidelidad, no solamente salir con el gato, sino las menos promocionadas, ejemplos:

- Hombre o mujer de la pareja descuidándose en mente y cuerpo.
- Hombre o mujer persiguiendo objetivos diferentes (no es infidelidad hasta ahí) a espaldas del otro (ahi si).
- La mujer haciendo la carrera profesional de su vida, mientras a los hijos los cria Lorenza made in Asunción.

¿Sigo?