Sunday, July 31, 2005

De regreso de allá

El reloj se detuvo el 23 de mayo de 2005.

Hoy es 31 de julio del mismo año y toda mi vida tiene sentido, aunque no el mismo de antes. Probablemente no había vivido antes. Cada minuto volvió a pasar delante mío, cada segundo de cada uno de los cuarenta y seis últimos años desfilaron en cuestión de dos meses.

Gracias a todos. Gracias Florencia por aparecer justo ahora. Gracias Mercedes por ablandarte, Fabián por probarte como mentor (ojalá lo hicieses con mucha más gente). Gracias Papá por reaparecer después de tantos años, y Alicia por empezar a entender que todo ésto es mucho más parecido a lo que torpemente yo intentaba mostrarles. Gracias Corral por no hacer de esto otra Cruzada de la Gloriosa Reivindicación.

Gracias Adríán por tus poderes que sin duda aumentarán. Gracias tantos amigos que jamás llamé pero que siempre estuvieron. Gracias a toda mi familia extensa y extendida, a los cariños que trascendieron hasta fronteras. Gracias Cocos. Gracias Diego en New York por la fundamental perspectiva de quien vivió algo tan similar y por tus datos precisos y contactos valiosos.

Gracias a ese grupo de artesanos de lo impensable, los doctores, los magos, los científicos. Jaimovich, Medina, Vacarezza, Pociecha y tantos otros de quienes no recuerdo nombres pero que no olvidaré jamás. No me olvido tampoco de Medicus.

Gracias Marianita por tu madurez y amor y Matulete por rezar tanto sin pasar por alto ni una oración.

Gracias Padre, Hijo y Espíritu Santo, quienes realizaron los varios milagros. Gracias María, que nos ayudaste a través de Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás.

Guido, ¡me siento tan orgulloso de vos! Pero no quiero sobre-estimularte, pues podrías volverte un creído.

Nada es igual, todo tiene una perspectiva nueva. Sin embargo, las oportunidades solamente favorecen a quienes estan dispuestos y la suerte hace lo propio sólo con quienes están preparados.

Estar de regreso de allá, paradójica y evidentemente, no siempre es regresar acá. Estamos, algunos de los nombrados al menos, mucho más cerca de donde siempre quisimos estar.

4 comments:

Anonymous said...

INSTANTES


Si pudiera vivir nuevamente mi vida. En la próxima
trataría de cometer más errores. No intentaría ser tan
perfecto, me relajaría más. Sería más tonto de lo que
he sido, de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría
más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más
helados y menos habas, tendría más problemas reales
y menos imaginarios.
Yo fui una de esas personas que vivió sensata y
prolíficamente cada minuto de su vida: claro que
tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría de tener
solamente buenos momentos.
Por si no lo saben, de eso está hecha la vida
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.
Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna
parte sin un termómetro, una bolsa de agua
caliente, un paraguas y paracaídas; si pudiera
volver a vivir, viajaría más liviano.
Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar
descalzo a principios de la primavera y seguiría
así hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita, contemplaría más
amaneceres y jugaría más con los niños, si tuviera
otra vez la vida por delante.
Pero ya ven, tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.

Jorge Luis Borges

kira25shayne said...
This comment has been removed by a blog administrator.
joefisher54602446 said...
This comment has been removed by a blog administrator.
merce said...

no lo habia leido antes.
me encanto tu reflexion.
y la de borges, aussi
merce